Seleccionar página

Con motivo de la celebración del curso del CPR de Cáceres Caminos de Sefarad: Recurso Turístico y con la coordinación de Nuria Mora Babiano (profesora titular del Departamento de Hostelería y Turismo del IES Universidad Laboral de Cáceres), nuestro compañero Álvaro Vázquez Cabrera realizó el pasado día 17 de noviembre una visita guiada en la localidad cacereña de Valencia de Alcántara. Esta vez, la asociación Guías-Historiadores de Extremadura ha estado presente en otro rincón para dar a conocer la riqueza de nuestra región, en este caso el pasado judío de dicha población. Valencia de Alcántara posee una gran riqueza patrimonial y, al hilo del curso, se llevó a cabo una visita por el denominado Barrio Gótico, declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1997, donde convivieron las tres culturas (cristianos, musulmanes y judíos).

La visita comenzó extramuros, en la plaza Gregorio Bravo (antiguo sitio del coso) junto al Convento de Santa Clara (donde se ubica la Oficina de Turismo y el Museo Etnográfico) para contextualizar y poder así entender lo que se iba a comentar más tarde. Tras esto, llegamos a la Plaza Mayor –centro neurálgico de la villa a partir del siglo XV y que divide en dos el Conjunto Histórico-Artístico–, para seguir hacia la fortaleza y visitar el interior de la Iglesia de Nuestra Señora de Rocamador, declarada Monumento Nacional y Bien de Interés Cultural en 1982. Dentro del templo, el grupo pudo comprobar la riqueza arquitectónica de lo que fue la Sede del Arciprestazgo de la Orden militar de Alcántara y el lugar donde se celebró la boda regia entre Isabel, hija de los Reyes Católicos, y el rey luso Manuel el Afortunado en 1497. En este templo gótico se pudo disfrutar de joyas como el retablo barroco atribuido a Churriguera, el Cristo de las Batallas cuyo autor es Berruguete o el cuadro de La Virgen y los Santos Juanes del “Divino” Luis de Morales.

Al salir de la iglesia, el grupo recorrió gran parte de las calles que conforman el Barrio Gótico, conoció la arquitectura popular de dicho barrio con casas de dos pisos, ventanas, ménsulas con decoración en la parte superior de la vivienda, marcas de cantero y, sobre todo y lo que hace que sea declarado como tal, las portadas de cantería ojivales o apuntadas (donde mayor cantidad de este tipo hay en toda Extremadura). Todo ello salpicado por casas solariegas y escudos nobiliarios. En pleno corazón del burgo medieval, y como colofón de la actividad, se pudo visitar el interior de la sinagoga, restaurada por la Junta de Extremadura en el año 2000. En ella los integrantes del curso saborearon los diversos usos que tuvo este edificio singular durante siglos con fotografías antiguas, similares a otras sinagogas en Portugal, y/o el análisis histórico, arquitectónico e historiográfico del edificio.

Con estas líneas, queremos agradecer al CPR de Cáceres y a la coordinadora del curso, Nuria Mora, la confianza depositada en nuestra asociación y por extensión a nuestro compañero Álvaro Vázquez para poder llevar a cabo esta actividad cultural. Os dejamos también el enlace al curso en la web oficial del programa, donde se puede consultar su ficha completa:

http://cprcaceres.juntaextremadura.net/joomla15/nuevas-asesorias-curso-2016-17/formacion-profesional-y-ensenanzas-de-regimen-especial/3510-caminos-de-sefarad-recurso-turistico