La Historia tiene que ser contada

En la actualidad, las posibilidades que existen para llevar a cabo actividades de divulgación histórica y patrimonial son muy numerosas. La Red y las redes sociales ofrecen estas posibilidades y los historiadores pueden – y deben – aprovecharlas como plataformas de difusión. En nuestro caso, Guías-Historiadores de Extremadura, como licenciados en Historia, investigadores en activo (doctores y doctorandos) y guías de turismo oficialmente habilitados, sentimos aquella responsabilidad de manera muy marcada y enfocamos nuestro proyecto sustentado en los pilares de la investigación y la divulgación, particular pero no exclusivamente, de nuestra región.

Extremadura ha sido siempre una tierra de pastores y ganados trashumantes que, siguiendo las viejas cañadas reales, recorrían la geografía extremeña desde sus montañas a sus llanuras, y viceversa, en busca de clima y pastos propicios. Desde tiempos prehistóricos (tómense como ejemplo las esculturas zoomorfas – los verracos –  características del pueblo prerromano de los vetones), la actividad pastoril fue sustento de las gentes extremeñas, y aun no extremeñas, y los pastores transmitieron historias y tradiciones culturales, de norte a sur y de sur a norte, acompañados tan sólo de boina, bastón, mastín y zurrón.

Y en su recuerdo, y el de la ya milenaria lengua castellana, el zurrón se ha erigido en nuestro símbolo identificativo, donde guardamos historias extremeñas que han de ser contadas al curioso, visitante o lugareño. El Zurrón del Historiador pretende ser un espacio de divulgación de la Cultura y culturas, de la Historia e historias de Extremadura y del mundo que la rodea. Nuestro zurrón es infinito, os animamos a descubrirlo. Sed bienvenidos.

El Valle del Jerte, paisaje cultural aterrazado

El pasado viernes 9 de noviembre, nuestro compañero Juan Pedro Recio, socio fundador de la Asociación Guías-Historiadores de Extremadura, participó en las jornadas «El Valle del Jerte territorio aterrazado: paisaje